.
Cuando va finalizando febrero, época en la que notamos cómo aumentan las horas de sol a lo largo del día, que poco a poco las temperaturas comienzan a subir, dejándonos días agradables, y que, en definitiva, se acerca la primavera, es cuando llegan a nuestra mente decenas de imágenes de celebraciones al aire libre. Ansiamos días de campo con los amigos, paseos por la playa aún sin bañarnos e ir despejando el armario de toda aquella ropa que es exclusiva del invierno.
Y llega también el momento de ultimar los detalles de las bodas y comuniones que se celebran en estas fechas. Si bien es cierto que comenzamos con los preparativos antes, siempre los mejores llegan en el último momento :).
En cualquier caso, os vamos a dejar algunas ideas y consejos que no pueden faltar para que ese gran día sea inolvidable.

Menús más frescos

Las temperaturas más cálidas pueden favorecer un menú más fresco para tus invitados. Marisco, sopas frías, frutas, helados… pueden ser una buena alternativa para completar el menú y combinarlos con otros platos más fuertes. Sobre gustos no hay nada escrito, por eso contamos con una amplia carta de menús y con nuestro asesoramiento si lo necesitas.

Las flores, reinas de la primavera

Si tu boda o comunión es en primavera, llénala de flores. No hay época del año que cuente con mayor variedad para decorar las mesas de tu celebración y tu ceremonia. Desde las más clásicas y tradicionales, como pueden ser las rosas, los tulipanes o las margaritas hasta otras más sofisticadas como los ranúnculos, las peonías, las azaleas y orquídeas. Aunque puedes ser aún más original y decantarte por los girasoles, tanto en la decoración como en tu ramo de novia.

Bodas y comuniones al aire libre

Si hay algo que aplaudamos de la primavera en cuanto a las celebraciones es que nos permite realizarlas a la intemperie sin el temor de pasar frío o excesivo calor. En entornos rurales, patios, parques, playas… podremos disfrutar de un gran día con nuestros invitados.
Además, esta época del año abre la posibilidad de realizar las celebraciones tanto de día como de noche, ya que en invierno suele ser más habitual de día para evitar temperaturas más bajas y en verano de noche por todo lo contrario. En primavera, las temperaturas son igual de agradables de día que de noche.
Después de los que te hemos contado, si eliges la primavera festejar tus próximas celebraciones, estaremos encantados de ayudarte.